PARKER VACUMATIC

 

Cuando pensamos en la forma de escribir de la antigüedad, lo primero en lo que se piensa es en la pluma de ave y el tintero, ya que las “plumas estilográficas” surgen a partir del siglo XVII en Francia, gracias al diseño de un matemático de la corte de Luis XIV. 
La revolución industrial permitió la fabricación en masa de plumines de metal y se buscó la manera de incorporar a la pluma su propio depósito de tinta para no depender constantemente del tintero. El problema fue que hasta finales del siglo XIX todos los intentos dieron como resultado instrumentos con un flujo irregular de tinta, que de repente dejaban de escribir o soltaban demasiada tinta. 
En 1883 Lewis Edson Waterman, un agente de seguros, patentó un sistema de alimentación que permitía un flujo controlado de tinta sobre el papel. El mecanismo equilibraba la presión dentro y fuera del depósito mediante tres fisuras en el canal alimentador, por las que el aire ascendía hasta el interior mientras la tinta salía por el plumín. Nace entonces la primera pluma estilográfica moderna, la Waterman’s Ideal Fountain Pen.
Poco a poco se fueron consiguiendo mejoras en el flujo de tinta y en 1894 George S. Parker patentó un nuevo alimentador, denominado sistema Lucky Curve, que permitía que el sobrante de tinta que quedaba en el plumín después de escribir fuera atraído por capilaridad hacia dentro de la pluma, impidiendo así las típicas manchas en los dedos al desenroscar el capuchón.
Tras solucionar ese problema, se intenta buscar la manera de llenar el cargador de tinta, ya que hasta entonces la forma de hacerlo era mediante un cuentagotas.
 
En 1897 Roy Conklin inventó el primer mecanismo práctico de autollenado, el denominado de media luna (Crescent filler), útil, pero que hacía a la pluma muy antiestética, ya que presentaba una forma de arco que sobresalía del cuerpo de la misma. El sistema de autollenado más popular fue el que inventó Walter A. Sheaffer en 1907, muy utilizado hasta la llegada del cartucho. 
A finales de los años 20 la firma PARKER desarrolló un mecanismo de llenado denominado Vacuum-filler (llenado por vacío) que pretendía superar la limitación de espacio para la tinta, que suponían el depósito de goma y las barras metálicas de los sistemas de palanca. 
El nuevo mecanismo llenaba de tinta el propio cuerpo de la pluma mediante el bombeo sobre un diafragma de goma. La gama de estilográficas que comenzaron a incorporar este sistema se denominó Vacumatic y fueron muy populares desde los años 30.
A partir de la Segunda Guerra Mundial se suceden avances rápidamente; PARKER desarrolló el sistema aerométrico y el de capilaridad, Sheaffer comercializó su exótico snorkel  y Waterman popularizó el cartucho de tinta.
En cuanto a los materiales utilizados hasta 1920 el desarrollo de la pluma había estado centrado en buscar un modelo fiable en sus detalles técnicos sin una preocupación importante por la estética del aparato. Con la llegada de los “locos años veinte” la forma y el color pasan a ser un motivo diferenciador para los fabricantes de plumas. PARKER lanza al mercado en 1922 el modelo Duofold, una pluma de gran tamaño, en un provocador color rojo-naranja y con un precio que no estaba al alcance de la mayoría, pero que se convertiría en un verdadero éxito.  
Los fabricantes iniciaron la búsqueda de nuevos materiales para satisfacer las necesidades estéticas de una clientela cada vez más exigente, que finalmente encontraron en el plástico. Las posibilidades que abrían los plásticos fueron aprovechadas para incorporar en los instrumentos de escritura las tendencias estéticas que predominaban en aquellos años como el Art Déco.
 
LA PARKER VACUMATIC
La PLUMA VACUMATIC fue lanzada en 1933, desplazando al modelo anterior, el Duofold. Originariamente fue nombrada “flecha de oro”, en clara referencia al nuevo clip en forma de la flecha, característica insignia de Parker. 
El  modelo Vacumatic ofreció un mecanismo de carga diferente a todo lo anterior con una mayor capacidad de tinta que los modelos anteriores. 
La pluma PARKER VACUMATIC presenta un gran número de modelos en varios colores (Azure blue, Golden, Emerald, Silver, Burgundy y Negro). Además, presenta diferentes tipos de bandas en los capuchones, siendo los más comunes el Chevrón geométrico y la doble línea. 
Esta pluma fue la estrella de la marca Parker hasta el lanzamiento de la Parker 51 en 1941, pero continuando su producción hasta 1953 y el mercado inglés utilizó el mismo diseño básico del modelo hasta los años 70.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

Acepto