EDWARD HOPPER. LA SOLEDAD PINTADA

“Soledad: Carencia de compañía; estado de aislamiento y reflexión que a ratos resulta perfecto”

E. Hopper fue uno de los mejores representantes de la pintura realista del pasado siglo. Como le ocurrió a muchos pintores, durante su vida, sus pinturas no fueron bien recibidas por la crítica ni por el público, quizá porque a muchos les hacia recordar el aislamiento al que el ser humano se veía sometido en una sociedad cada vez más frívola. A pesar de todo, hoy día su obra ha ganado peso en el mercado del arte y podríamos decir que hasta se ha convertido en un icono de la vida y la sociedad moderna.

edward hopper

UN POCO SOBRE SU VIDA

Edward Hopper (1882-1967) estudió en la New York School of Art y realizó varios viajes por Europa, donde se interesó por la cultura y el arte del continente, especialmente por los impresionistas Edgar Degas y Édouard Manet.

En 1910 residió en Nueva York donde acabaría viviendo de forma permanente. Tan solo se marchaba de allí para pasar sus vacaciones de verano en Nueva Inglaterra, donde acabó por construirse una casa y donde pintó gran cantidad de sus paisajes.

Hopper participó en varias exposiciones colectivas, pero esto no le valió la aproximación al público. Su obra no se vendía (el primer cuadro lo vendió en 1911 y el segundo lo hizo diez años más tarde).

 

edward hopper
edward hopper

Autorretrato del pintor y fotografía junto a su mujer Josephine Nivison

EL CARÁCTER FORJA EL ESTILO

En un momento donde la abstracción estaba en auge y en boca de todos, Edward Hopper decidió seguir un estilo diferente y personal, pues no entendía el motivo de que hubiera artistas que masivamente seguían una misma tendencia.

Su carácter taciturno y reservado se reflejó ampliamente en su obra, que se caracterizó por ser un reflejo de la realidad y por captar a la perfección la sensación de soledad del hombre contemporáneo. A través de sus pinturas nos acercamos a la América de la Gran Depresión, que para él simbolizaba la crisis de la sociedad moderna y la pérdida de los sueños en el hombre americano.

edward hopper

Gasolinera, 1940

Las gasolineras y otros espacios vacíos como fábricas fueron motivo principal de sus cuadros. Venían a ser el reflejo de las consecuencias de la crisis económica que llevó a la runa a muchos establecimientos y espacios que habían florecido años antes.

No podemos evitar tener la sensación de estar viendo algo que no deberíamos ver cuando observamos sus pinturas. Cada una de las escenas están envueltas en una misteriosa aura de intimidad como si observásemos a través de una cerradura igual que depravados voyeuristas.  

edward hopper

LLEGA EL MOMENTO DE HABLAR DE PRECIOS

Hay que tener en cuenta que fruto del sentimiento de asilamiento y melancolía que reflejaban sus cuadros, la fama de Edward Hopper aumentó considerablemente a partir de 1930, aunque su fortuna no comenzó a crecer hasta su muerte en 1967. Fue desde este momento cuando empezó a ser realmente reconocido como uno de los grandes artistas del siglo XX y como uno de los mejores de la pintura realista americana.

Hoy día es innegable que se ha convertido en todo un icono y sus cuadros son muy reproducidos. Los precios de sus pinturas han subido mucho en el mercado en los últimos años, sumando más y más coleccionistas a la demanda de sus trabajos.

Viento del Este sobre Weehawken se vendió en 2013 por la suma de 40,4 millones de dólares (29,5 millones de euros) cuando su precio estimado era de tan solo de 28 millones de dólares, unos 20,6 millones de euros. Fue vendida por la famosa casa de subastas Christie´s en Nueva York. Otra venta de Hopper que llevó a cabo la misma casa de subastas en el mismo año fue Blackwell´s Island que se vendió por 19 millones de dólares.

edward hopper

“Viento del este sobre Weehawken”

edward hopper

“Blackwell´s Island”

Otras de sus obras que se vendieron por precios elevados fueron Ventana de Hotel o Chaim car. La primera fue vendida por Sotheby´s y la segunda nuevamente por Christie´s.

26.896.000,00 dólares (Venta en 2006)

edward hopper

14.016.000,00 dólares (Veta en 2005)

PARA SABER MÁS…

BIBLIOGRAFÍA:

 -BONNEFOY, Yves; Edward Hopper: La fotosíntesis del ser, Pamplona, 2007.

 -SANCHEZ, Héctor Antonio; “Presentimiento de la ruina: el paisaje americano en la obra de Edward Hopper”, Ménades y Meninas; UAM REVISTA CASA DEL TIEMPO, Vol. IV, 2017, pag. 35.

WEBGRAFÍA Y HEMEROGRAFÍA:

Edward Hopper: el pintor de la soledad

http://www.abc.es

http://www.antiqvaria.com/

Un artículo de Jose Cabrera