botero-5

TASACIÓN DE JOYAS ¿POR QUÉ ES NECESARIA?

Todos tenemos en casa alguna joya heredada o un regalo de un amor que quizás no encaja con nuestros gustos actuales… Así mismo, hay situaciones económicas que nos obligan a vender nuestras preciadas piezas y qué mejor que saber que estás obteniendo el mayor beneficio posible…

Hay que tener en cuenta que distintos motivos para tasar una joya… y dependiendo de ello la tasación varía considerablemente. Porque no es lo mismo tasar para herencia que para venta y tener que adecuarse al mercado.

tasacion-de-joyas

¿POR QUÉ TASAR UNA JOYA?

Enumeramos a continuación los principales motivos:

-Porque la hemos heredado y tenemos que hacer una repartición o queremos saber qué hemos heredado exactamente.

-Para venderla y obtener el mayor beneficio posible

-Para asegurarla correctamente en caso de que nos roben y poder reclamar su valor al seguro.

tasacion-de-joyas

Analicemos ahora cada caso de manera más detallada…

1- Tasación para herencia:

Bien porque un familiar cercano ha fallecido y queremos hacer lotes equitativos entre los hermanos o familiares (por experiencia en el tema, es lo mejor que se puede hacer para evitar males mayores en el futuro) o bien porque hemos recibido una joya (o joyas) en herencia y queremos saber qué tenemos exactamente (independientemente de que la queramos vender o no).

2- Tasación para venta:

Puede ser que hayamos heredado la pieza, pero también que haya sido un regalo o, incluso, que la hayamos comprado nosotros mismos y ahora nos queramos deshacer de ella… Se plantea entonces que la vendamos por diversos motivos; porque no encaja con nuestros gustos actuales o porque necesitamos venderla para conseguir liquidez económica.

Sea cual sea el motivo, lo importante es que queremos obtener el mayor beneficio en su venta. Es importante tener en cuenta en esta modalidad de tasación dos cosas:

1.-Hay que adecuarse al mercado actual.

Tenemos que pensar que pueden ser piezas que en origen fueron muy costosas pero que hoy no tienen demanda (necesitamos que haya clientes potenciales interesados en ellas).

Normalmente esto ocurre por los cambios de gustos/moda… nos pasa (por poner algún ejemplo) con los collares de perlas o con los relojes pequeños de oro de pulsera. Estas piezas en origen eran muy costosas, pero ahora mismo no hay demanda de ellas porque “no se llevan”; lo que hace necesariamente que los precios hayan bajado de manera considerable en comparación con años anteriores.

2- El valor sentimental no se puede cuantificar económicamente.

Somos seres humanos y, como tales, proyectamos sentimientos sobre piezas que nos recuerdan a personas. Pongamos como ejemplo esa pulsera que nos la regaló nuestra abuela o esos pendientes que llevan generaciones en nuestra familia y sólo se usan para las bodas… entonces, inconscientemente, planteamos un sentimiento de cariño hacia esa pieza en concreto. Hay que tener muy claro a la hora de valorar/vender esa pieza que ese sentimiento no se puede cuantificar económicamente ya que (y aunque parezca que no hay que comentarlo) la persona que vaya adquirir la pieza no proyecta ningún tipo de sentimiento sobre la misma (otra cosa sería si hablamos de piezas que pertenecieron a personas relevantes de la historia *y se puede demostrar*) ya que no conoce a su poseedor inicial.

Muchas veces en este tipo de piezas heredadas se plantea también una “historia” de las mismas que pasa de generación en generación y que, como un “teléfono estropeado” se magnifica, aumentando en el pensamiento de la familia (aún más si cabe) ese sentimiento hacia la pieza en cuestión.

3- Tasación para seguro:

Las opciones que nos dan para asegurar joyas en los seguros son dos: o nos mandan un perito (de riesgos diversos) que valora las piezas-joyas con los conocimientos que tenga del tema o bien se plantea que le demos nosotros una tasación (montante total) de lo que queremos asegurar… En ninguna de esas dos opciones (salvo petición expresa) no tenemos una relación de las joyas (catalogación) pieza a pieza ni un valor individual de cada una.

Por mi experiencia en el mundo de la tasación de joyas por robos y trabajando en la elaboración de informes de robos para juzgados esto puede plantear serios problemas a la hora de conseguir recuperar la pieza (ya que no hay una ficha catalográfica de la misma que la identifique) o el pago del seguro de una o varias joyas fuera del montante total que se estimó en la poliza.

Con una catalogación/tasación exhaustiva de nuestro lote de piezas (bien estén en casa, en la caja fuerte o en el banco) se nos asegura que realmente si nos pasa un contratiempo tendremos la seguridad de saber el valor de pieza y su información (incluyendo fotografía) para poder hacer las reclamaciones pertinentes.

 

EN GALANTIQUA OFRECEMOS TASACIONES PROFESIONALES Y OBJETIVAS CON JOYERO TASADOR COLEGIADO ATENDIENDO A LA MODALIDAD ESPECIFICADA (HERENCIA, VENTA, SEGURO…)

PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

PREVIA CITA: 676871989