botero-5

TASAR UN CUADRO

Hoy por hoy, se puede sacar provecho de cualquier bien. Tasar un cuadro que se posea (comprado hace años o bien heredado) para su posterior venta aporta, sin duda, beneficios económicos.
Las obras de arte pueden suponer un buen negocio, siempre que se vendan con asesoramiento, a través de profesionales y asegurándose de qué es lo que realmente es ese cuadro y cuánto vale. Es importante evitar la especulación y el engaño de personas que tienen un interés comercial en las obras, ya que el “negocio” será fundamentalmente para ellos.
El mercado del arte es quizá uno de los menos regulados en España, por lo que nos encontramos con engaños y falsificaciones cada día.
En Galantiqua nos encontramos muchas veces con personas que creen que su cuadro tiene un valor incalculable y, a la hora de la verdad, puede llevarse un buen disgusto porque no se trata de lo que esa persona había comprado o le habían dicho, aunque también puede ocurrir lo contrario. Una obra por la que le ofrecen una cantidad ínfima, puede ser una buena obra de arte, es cuestión de estudiarlo.
tasar-un-cuadro-@galantiqua
La mejor opción es dejarse asesorar por un experto en arte antes de adentrarse en el mercado del arte y las antigüedades.

Como profesional titulada me dedico desde hace años a la tasación de obras de arte y antigüedades. El mundo del arte es muy “especial”, necesita mucho conocimiento adquirido y, en ocasiones, se rehuye de la idea de acudir a anticuarios.

Un anticuario tiene, necesariamente, un interés comercial en la obra a “tasar”,  por lo que compran=”tasan” al precio más bajo posible para obtener así el mayor beneficio posible. En realidad, lo que están haciendo es VALORAR LA PIEZA para su mayor beneficio económico (algo perfectamente lícito si lo indican desde el primer momento y el cliente no se lleva a engaño).

tasar-un-cuadro-@galantiqua
Acudir a un sitio en el que compren arte y antigüedades quizá sea la manera más rápida de conseguir vender una obra pero… ¿Será ésta la manera más beneficiosa para el vendedor?
Si, pongamos por caso, llevamos una pieza de la que no sabemos nada (historia, procedencia, año de ejecución, materiales….), nos den lo que nos den por ella, bien estará. No sabremos si la pieza vale más o menos de lo que nos están diciendo. ¿La han estudiado? ¿Nos han dicho de que fecha es? ¿Qué estilo tiene? ¿Quién es su autor? y lo más importante… ¿A qué precio se venderá esa pieza después?
Cuanto menor sea el precio que nos paguen por un cuadro a nosotros, mayor será el beneficio que después se obtenga por la venta del mismo a un comprador. Así de sencillo.
Estamos hablando de una venta rápida, ¿Pero a qué precio? Es perfectamente comprensible que la persona que nos compra el cuadro y lo va a poner en su establecimiento a la venta obtenga un beneficio, pero ¿Qué porcentaje? ¿Es aceptable un 300% por ejemplo?
tasar-un-cuadro-@galantiqua
Con la actual crisis y la posible necesidad económica que pueden tener algunas personas en este momento, el mundo del arte no se queda fuera de la especulación.
TASACIÓN PROFESIONAL DE OBRAS DE ARTE Y ANTIGÜEDADES
Según las estadísticas, con la crisis, la afluencia a un asesoramiento profesional en el mercado del arte ha aumentado. El 80% de los clientes que solicitan nuestros servicios de tasación quieren vender sus obras para obtener dinero, mientras que solo un 20% lo solicitan por herencias.
Para conocer el precio de la obra hay que estudiarla. Hay que ser un verdadero experto en una temática en concreto (y es imposible serlo de todo tipo de piezas) para saber el valor de la pieza en cuestión. Hay que estar atento a los últimos movimientos en el mercado del arte (subastas, ferias, mercado particular), modas, economía actual y conocer la pieza de manera detallada (época, materiales, procedencia…). Y eso no se puede saber en dos minutos.
tasar-un-cuadro-@galantiqua
Y, siendo sinceros, ahora mismo no es buen momento para la venta. Hay que ser realistas a la hora de valorar una pieza para su venta, pero sin olvidar el valor intrínseco de la misma (materiales, estilo, historia…). Sin embargo, y por paradójico que parezca, si es un buen momento para la compra.
¿Cómo puede darse este caso?
Muy fácil. Actualmente hay en el mercado una gran cantidad de piezas a precios más que atractivos. Colecciones que en un momento se hicieron por gusto o como inversión y que ahora mismo no interesan o interesa más el dinero. No hay más que darse una vuelta por las subastas de nuestro país para ver que se pueden conseguir todo tipo de piezas a precios mucho más bajos que hace unos años.

Si desea tasar un cuadro o cualquier otro tipo de obra de arte o antigüedad, recomiendo que sea asesorado y con todas las garantías profesionales.

Se trata de hacer una inversión para ganar finalmente más con la venta.

Pongamos finalmente algunos ejemplos…

Tenemos un cuadro heredado que no nos gusta. Hemos decidido venderlo. Lo ponemos a la venta y nos ofrecen 1.000€ por nuestra obra y quizá nos parezca un buen precio (dependerá de nuestras espectativas) pero… ¿Y si el cuadro vale 5.000€?  ¿Esos 1.000€ son ahora mucho o poco?

Tenemos un cuadro en la familia desde hace muchos años que nos han dicho que valía una fortuna. Estamos esperando una necesidad económica para venderlo. Ese cuadro es en realidad un “plan de pensiones”. Un día decidimos por curiosidad ofrecerlo para “ver cuánto vale”… Nos ofrecen 1.000€. ¿Pero cómo puede ser? Si me dijeron que valía una fortuna!! ¿Nos están engañando?

Para saber cuánto vale la pieza hay que estudiarla (sin interés comercial) de manera concreta y el mercado de manera específica. Mediante comparativa se demuestra al cliente cuánto vale su pieza (más o menos de sus espectativas según el caso) pero indicando su valor REAL de mercado.