El mueble georgiano

El término “georgiano” se utiliza para englobar la época de los siguientes reinados: Jorge I (1714-1727), Jorge II (1727-1760) y Jorge III (1760-1820). Aunque las características del último están más cercanas al neoclasicismo que al Rococó.

Este estilo será una adaptación inglesa a los estilos europeos que se dieron durante el siglo XVIII, donde destacan elementos propios del estilo barroco y neoclásico. Podemos encontrar paralelismos entre estos estilos y los muebles Chippendale y los muebles franceses de estilo Luis XV.

Es un estilo de clara inspiración arquitectónica clasicista, basado en modelos del estilo anterior: Reina Ana, pero añadiendo motivos decorativos. Se siguen empleando las patas claw and ball, labradas y curvas, así como los respaldos calados, las marqueterías y las lacas orientales.

Aparecen motivos ornamentales nuevos inspirados en la mitología celta y en el estilo medieval. Tienen una clara influencia clasicista de Adam, destacando sillas con con respaldos ovalados o rectangulares, pero más ligeras que en estilos anteriores. Destacan muebles con cierta ligereza y simplicidad en estructura, pero con un alarde decorativo a base de ornamentaciones y pintura como puede ser dorado. Las patas son rectas y más estrechas en la punta, terminadas normalmente en los denominados “pies de pala”.

Son habituales los muebles tapizados y con brazos buscando comodidad. Buscan ser piezas de proporciones elegantes y ligeras, pero a la vez muy decorativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

Acepto