Biombos orientales o Coromandel: un lujo al alcance de muy pocos. 

Los BIOMBOS COROMANDEL Son un tipo de biombos lacados, que deben su nombre fundamentalmente al puerto de la costa de Coromandel de la India donde se embarcaban rumbo a Europa. 

Se trata de un tipo de piezas orientales muy especiales en el mercado actual. Su origen se remonta al siglo XVII, como objeto deseado por las clases más pudientes de la época debido a su laboriosa y delicada elaboración. Había una elevada demanda de los mismos por su increíble belleza, su escasez y por la complejidad de su elaboración y eran, como es de suponer, muy costosos. Por todo ello estaban sólo al alcance de unos pocos.

Hoy en día son verdaderos objetos de deseo y, dependiendo del estilo, complejidad del entramado, materiales y estado de conservación pueden alcanzar precios realmente altos. 

biombos chinos

Biombo chino de cuatro hojas en madera lacada en “coromandel”, de finales del siglo XIX

UNA PIEZA MUY ESPECIAL 

Se trata, sin duda, de una pieza muy especial para separar ambientes que, a día de hoy, sigue siendo un elemento que en los proyectos de decoración sigue gustando mucho. Da un aire muy chic y especial a una estancia, nos transporta a otros tiempos e impregna de belleza el espacio. 

El gusto por las piezas orientales se puso de moda en Europa en el siglo XVII gracias a las rutas comerciales con China y Japón. Gustan esas nuevas formas en muebles, esos tejidos y las magníficas porcelanas. Los biombos eran piezas orientales muy especiales, realizadas de manera delicada y con una decoración muy detallada, siendo en sí mismas grandes obras de arte.

Los BIOMBOS COROMANDEL se hicieron en China para la clientela europea siendo objetos muy admirados y su moda se extendendería hasta bien entrado el s. XIX. Aquellos que no se podían permitir uno genuino de oriente, encargaban una pieza aquí, pero se evidencia el resultado, con piezas mucho más modestas en cuanto a materiales y estilo. 

UN ESTILO MUY PARTICULAR

Suelen mostrarse con fondo en laca negra sobre madera, sobre la que se superponen una serie de escenas o de la vida cotidiana china o bien de las típicas formas florales y de animales tan características del estilo oriental. Predomina el uso de dorados, blancos y plateados que nos proporcionan los materiales empleados: hueso, marfil, madreperla o concha de tortuga y, en los más costosos, piedras preciosas y jade. 

biombos chinos

Biombo chino de diez hojas en madera lacada en “coromandel” y dorada, de principios del siglo XX

HABLEMOS DE TAMAÑO.. y de precio

Los biombos de mayor tamaño; de hasta 12 hojas (con una complejidad evidente para moverlos) son los más espectaculares y buscados que pueden alcanzar perfectamente los 10.000€. Los hay de seis hojas (que muestran una mayor adaptabilidad al espacio) y, los más comunes; de 4 hojas, rondan entre los 500 y los 3000€ dependiendo de la calidad y de los materiales empleados. 

Si hablamos de piezas de la talla de la dinastía Qing del s. XVIII podemos hablar de precios verdaderamente elevados

biombos chinos

biombos chinos

 

MÁS HABITUALES EN EL MERCADO DE LO QUE CREEMOS…

A pesar de lo que pueda parecer, este tipo de piezas aparecen en el mercado con cierta frecuencia.. Podemos encontrar ejemplos del XIX o, incluso XX, aunque evidentemente, los más buscados son los de siglos anteriores. Son piezas delicadas y “útiles” por lo que muchas veces vemos que algunas partes han sufrido los cambios de ubicación; bien las bisagras, los bajos o parte de la decoración. Es habitual ver astillada la madera o que han saltado partes de las incrustaciones, lo que devalúa en gran medida su precio final.

En estos últimos años en donde la decoración oriental está de moda, muchos decoradores han ido en su busca; lo que ha hecho que los precios aumenten. 

 

¿A quién no le gustaría tener una de estas delicadas obras de arte en su salón?

 

Imágenes: www.blaclis.com / www.sothebys.com

Un artículo de Ana Paula Castro