El mercado del arte en tiempos de COVID – 19

¿Cómo esta actualmente el mercado?

No cabe duda de que la crisis financiera que dejará tras de si el fenómeno COVD – 19 afectará a todos los ámbitos, pero al mundo del arte lo esta poniendo patas arriba. Esta claro que la magnitud del problema dependerá, sobre todo, del tiempo que dure la crisis, algo que como ya podemos prever después de un mes confinados, no será poco.

Este parón en seco dejará graves daños en lo material, así como condicionará y espoleará la creación contemporánea. El cierre de todos los museos y galerías de arte del país y parte de los del resto del mundo trastoca la temporada de exposiciones al completo, se bloquean miles y obras , lo que supone el encarecimiento de los seguros y pone en riesgo muchos empleos que dependían de que las exposiciones se llevasen a cabo. 

¿Cómo lo están llevando?

En el Museo del Prado, lo que más temen son las dificultades que pueda representar el COVID-19 a largo plazo; en palabras de Carlos Chaguaceda, portavoz de la gran pinacoteca madrileña, “Es más que probable que los seguros para los traslados y préstamos de obras de arte se encarecerán mediante la creación de cláusulas por eventualidad de epidemia”, como ya ha ocurrido en el pasado a raíz de otros acontecimientos.  Por el momento consideran que han tenido suerte ya que las dos exposiciones que estaban preparando han podido posponerse, en la de “Invitadas”, dedicada al papel de la mujer en los siglos XIX y XX, cuentan que se sustenta en un 90% en obras propias, por lo que su aplazamiento no supone un problema real, mientras que “Pasiones mitológicas”, que iba a reunir por primera vez las seis poesías de TIZIANO, podría inaugurarse el 20 de octubre. 

De momento muchos museos están viendo como sus obras están bloqueadas en muchas partes del mundo sin la posibilidad de recuperarlas, el propio MNAC tiene un buen número de obras bloqueadas en Japón, donde el pasado año se inauguró la exposición itinerante Barcelona.

Uno de los más afectados será el Museo Thyssen que estaba empezando con una exposición de REMBRANDT, por no hablar de todos los préstamos de obras que se quedaron en el aire.

En cuanto a las galerías, se están viendo muy afectadas por la situación. Con exposiciones recién inauguradas cuando se decretó el Estado de Alarma, los costes de producción ya se dan por perdidos, pero lo realmente alarmante es que según Idoia Fernández, presidenta del consorcio de galerías, la incertidumbre ya se habría empezado a notar mucho antes, afectando tanto a ARCO, como a sus ferias paralelas.

Así mismo, la situación ha afectado a la venta directa de obras de arte, pero también a los encargos, trabajos de restauración y la producción editorial que abarca el sector.

Muchos profesionales han visto interrumpidos o cancelados sus proyectos de creación, comisariado o investigación, en su mayoría dependientes de encargos y subvenciones públicas y fondos privados.

Las más afectadas son galerías de arte, seguido de gestores culturales, según una encuesta realizada entre los miembros que integran la mesa.

El problema es que si esto continua mucho más, muchas de ellas lo perderán todo, pues en un informe que han hecho llegar al Ministerio de Cultura, con los gastos mensuales, una galería de arte de un buen tamaño tiene unos gastos mensuales de unos 26.000 euros; una cantidad a la que han de hacer frente sin ingresos de ningún tipo.

La Mesa Sectorial del Arte Contemporáneo ha dirigido una carta al Ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, en la que piden medidas para paliar la situación y la creación de un fondo específico para apoyar al sector, siguiendo el ejemplo de otros países europeos, como Alemania y Francia. Entre sus peticiones se encuentran medidas como la suspensión de cuotas a autónomos y la adaptación fiscal, bonificaciones en las cuotas de seguridad social de trabajadores asalariados, acceso a ayudas…

¿Cómo se plantea la vuelta?

Al ser una situación completamente novedosa y única, no se sabe con certeza como será la vuelta a la normalidad. Desde luego, la economía se verá muy afectada y la recuperación será lenta y pausada, pero nunca faltan los optimistas, como Pepe Serra, el director del Museo Nacional d´Art de Catalunya (MNAC), que cree que este tiempo único y extraño nos puede ayudar a valorar las posibilidades que tenemos habitualmente, puede contribuir a que veamos los museos como a las bibliotecas, lugares a los que podemos ir cuantas veces queramos, disponer de sus recursos, aprender… 

Serra apunta que se está planteando ya la posibilidad de centrar todos los esfuerzos en el 2021, asumiendo que este será un año complicado para todos, pero lejos de la economía, que también, lo que más preocupa a los museos es el impacto que todo esto pueda llegar a tener en el tejido cultural y en todos los oficios que viven de el. Más o menos lo mismo opina Guillermo Solana, director del Thyssen, que espera que el golpe a los museos, como sucedió ya con el 11-S, se supere en pocos meses; de no ser así, y recuperándose aún se las secuelas que dejó la crisis de 2008, habría muchas pérdidas, sobre todo en puestos de trabajo y ventas, que se prevé que los coleccionistas empiecen a cancelar obras. 

Cuando hay necesidad el arte es un artículo de lujo que no podemos permitirnos. 

Por otro lado, no falta quien crea que esto no es más que un aviso de que las cosas no se están haciendo bien, Emmanuel Guigon, director del Museu Picasso, afirma que se debería cambiar el sistema, que quizás vivimos en un mundo donde el arte esta demasiado globalizado. 

El impacto en los artistas

Al igual que PICASSO dejó todo lo que estaba haciendo para ponerse a pintar el Guernica cuando se enteró del bombardeo a la Villa Vasca, se cree que muchos artistas harán lo propio con las tragedias que está causando la pandemia. Esta crisis lo complica todo, pero se cree que también cambiará la concepción que tenemos del mundo, lo que por otra parte influirá para cambiar la creación de arte contemporáneo.

En relación a lo económico, hay que tener claro que son uno de los sectores más afectados por las medidas y lo serán por la crisis venidera. Muchos de ellos son autónomos que tienen que pagar cuotas y gastos, tienen una economía muy frágil y ya, de por sí, muy precaria. Un estudio de la Universidad de Granada decía que “en torno al 80% de los artistas españoles ganaban, fruto de su trabajo, menos de 8.000 euros al año”.

Webgrafía

https://www.lavanguardia.com/cultura/20200318/474240512054/coronavirus-cultura-museos-impacto-arte.html

https://www.lavanguardia.com/vida/20200325/4895256154/el-arte-contemporaneo-pide-ayudas-para-frenar-las-perdidas-por-el-coronavirus.html

https://www.abc.es/cultura/arte/abci-mercado-arte-contemporaneo-espanol-sufre-tsunami-202003240137_noticia.html

https://www.larazon.es/cultura/20200325/rxuzzcvqwzheljvi5b6yhbnlt4.html

https://www.lavanguardia.com/participacion/cartas/20200210/473335060532/proyecto-solidario-obras-arte-ayuda-compra-mascarillas-coronavirus-china.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

* Se requiere casilla de verificación RGPD

*

Acepto