camafeo-5

Tasación de antigüedades

La TASACIÓN PROFESIONAL DE OBRAS DE ARTE y TASACIÓN DE ANTIGÜEDADES comprende un INFORME DETALLADO de la pieza siguiendo un código de ética profesional.

La realización de un informe de tasación  de antigüedades es muy interesante para aquellas personas que quieran saber el VALOR DE UNA PIEZA, bien sea para una división testamentaria, para vender la obra en una sala de subastas, anticuario o galería, pero también para asegurarla adecuadamente.
Es muy importante que la persona que realiza dicho informe sea un verdadero PROFESIONAL ACREDITADO y, sobretodo, COMPLETAMENTE OBJETIVO e independiente en su trabajo, sin tener ningún tipo de interés comercial en el precio final de la pieza.
Este informe permite conocer el VERDADERO VALOR DE LA OBRA de arte o antigüedad que se posee, para poder luego poder venderla, conociendo perfectamente su valor.
GALANTIQUA ofrece un servicio de TASACIÓN DE OBRAS DE ARTE Y ANTIGÜEDADES completamente profesional, firmado por el perito: ANA PAULA CASTRO (Perito Tasador en Antigüedades por la APPJ). 
En GALANTIQUA no compramos las obras que tasamos, siendo completamente independientes y objetivos en nuestro trabajo y sin ningún interés comercial en el precio final de la pieza.
Si contrata nuestros servicios de tasación de obras de arte se le elaborará un informe detallado de la pieza en cuestión, donde se recogerán los máximos datos posibles:
  • Ficha detallada de la pieza (medidas, época, estilo…).
  • Ficha explicativa de la pieza (contexto histórico).
  • Descripción exhaustiva de la pieza.
  • Particularidades y examen de posibles desperfectos.
  • Fotografías.
  • Comparativa con otras piezas de mercado
Con estos datos se asegura que no es que alguien “le indique según su opinión” sobre el valor de la pieza, sino que verá usted mismo, con ejemplos de mercado y perfectamente justificado, por qué se ha llegado a la conclusión del precio final. 
A la hora de vender la pieza, los conocimientos aportados por el informe (tanto económicos como histórico artísticos) le dan la seguridad de vender la pieza siendo plenamente consciente de QUÉ es lo que verdaderamente tiene y CUÁNTO vale en el mercado (independientemente del precio final que consiga por las circunstancias de la venta en cuestión). 

“Sólo hay un bien: el conocimiento. Sólo hay un mal: la ignorancia.” (Sócrates)