arcon-antiguo-de-roble-tallado

Introducción al marfil

La palabra “marfil” con toda probabilidad proviene o del árabe cazmal-fil, que significa hueso de elefante o del sánscrito iba (elefante). El marfil es la materia blanca, compacta y dura de la que están hechos, principalmente, los dientes de los vertebrados. Este material se obtiene de los incisivos (denominados comúnmente “colmillos”) de ciertos animales, como el elefante, hipopótamos, narvales, rinoceronte o ballenas. Han sido considerados objetos de gran valor desde la antigüedad por su textura y su versatilidad a la hora del tallado, sobre todo en la aplicación del detalle en las tallas en miniatura. Además, es un material que se puede usar por entero: la raíz hueca puede ser utilizada para fabricar jarrones o vasijas y la punta para figuras o atavíos. Es un material fuerte que no se quema con facilidad. Por otro lado, el color natural del marfil varía según su procedencia. Absorbe con facilidad aceites y tintes, por lo tanto es fácil colorearlo y muy versátil para la producción artística.

Todos los dientes tienen la misma composición: dentina, cavidad pulpar, cemento y esmalte (generalmente se encuentra en la punta). La dentina es creada por las células odontoblásticas, que se encuentran situadas dentro de la cavidad pulpar (situada en la parte interna del diente). Forman una capa alrededor de dicha cavidad abarcando casi la totalidad del diente. Es el elemento principal de que están hechas las tallas de marfil. Por otro lado, el esmalte, es un tejido muy duro que cubre su superficie exterior. Esta capa la producen las células adamantoblásticas, que desaparecen una vez se acaba el proceso. El cemento, que se presenta más grueso en especias extintas como el mamut, se encarga de recubrir la parte externa del resto del diente.

A continuación, pasamos a distinguir ciertas características dependiendo de la especie de la que proviene el marfil.

Elefante y Mamut: el marfil de estos animales proviene de los modificados incisivos superiores. El elefante es una especie existente, tanto el africano como el asiático (aunque presentan diferencias entre ellos) y el mamut corresponde a una especie extinta hace 10 000 años. Se considera a su marfil de alta calidad.

Se pueden encontrar colmillos de la variante africana del elefante de hasta 3 metros y medio de largo. El corte transversal en estas piezas se presenta de forma ovalada u redonda. Está formado en un 95% de la dentina, que en ocasiones presenta bandas concéntricas. Respecto al cemento, cubre la superficie exterior, tiende a ser más espeso en las especies extintas y puede estar formado por una serie de capas superpuestas.

marfil-elefante

Estas piezas son relativamente fáciles de reconocer, pues poseen una característica particular. Presentan unas líneas llamadas líneas de Schreger o rayado cruzado.

Morsa: en este caso, el marfil se extrae de dos caninos modificados de la parte superior de la dentadura. Pueden alcanzar hasta 1 metro de largo. Los colmillos poseen una cubierta de esmalte que se deteriora mientras el animal es joven. En la capa del cemento, que cubre por completo la dentina, vemos como están definidas una serie de incisuras que se internan en la dentina y que aparecen como radiales en el corte transversal. Este corte con frecuencia es ovalado.

marfil-morsa

Hipopótamo común: en este animal se extrae por un lado los incisivos y también los caninos (tanto los inferiores y superiores) para la talla de marfil y, como se puede observar, cada uno tiene su propia forma.

Los dientes de mayor tamaño son los caninos de la parte inferior. Tiene forma triangular en el corte. Al igual que su equivalente de la parte superior de la dentadura, tiene una longitudinal muesca que recorre el diente por dentro. El corte de los caninos tiene forma ovalada o redonda. A diferencia del resto de animales, la capa de esmalte cubre casi el 66% del diente, aunque desaparece a la hora de tallarlo. La capa de cemento es muy fina y también desaparece en el proceso de producción. Otra de las particularidades que presenta es una especie de abertura llamada zona intersticial, que representa el desarrollo de formación de la dentina.

marfil-hipopotamo

Por su lado, los incisivos son cilíndricos en el corte, con un punto en el centro. Se dice que tienen forma de espiga.

Fuentes:

https://www.ecured.cu

MILLER, Enciclopedia de antigüedades, Electa, 1999

Boletín de prensa de la exposición temporal Asia en marfil del museo Soumaya

LÓPEZ Moreno, VERGARA Pinto y YUN, Comercio de marfil, el alto precio de un negocio que amenaza las especies, Universidad Autónoma de Barcelona, 2012.

Imágenes:

https://www.fws.gov