IMG_3146

IDENTIFICACIÓN DE PIEZAS DE MARFIL

PARTICULARIDADES DEL MARFIL

 

Estrictamente “marfil” es llamado al colmillo de elefante, pero también se ha denominado de esa manera a otras sustancias parecidas, duras y de color blanco o cremoso, como los colmillos de narval, de morsa, de hipopótamo o de mamut fósil. 
El marfil de elefante es muy compacto y su talla se presta a exhibiciones de virtuosismo, cualidad muy adoptada en Oriente. Admite un alto grado de pulimento y es translucido en láminas finas. 
 Han Xiangzi, China. s. XIX
Colección particular
 
La adaptabilidad del marfil permite llevar a cabo una talla muy detallada, muy influenciada por la habilidad del artesano. Son muy populares las figuras que representan oficios, muchachas jóvenes con atuendos tradicionales, escenas de la vida cotidiana y dioses o emperadores en lo que se refiere a la talla oriental, animales y cabezas en el marfil africano y escenas de la Biblia y figuras religiosas en lo que se refiere a la talla europea. 
Así mismo se puede emplear para otro tipo de piezas como joyas, en placas decorativas para trípticos, pomos o pequeñas piezas útiles o en taracea para impresionantes y costosos bargueños entre otros muchos ejemplos. 
PARTICULARIDADES DEL HUESO
 Okimono, Japón
 Hueso, anterior a 1940
Colección particular
Lastallas en hueso tienen un aspecto muy similar al del marfil, pero se trata de un material mucho más sencillo de encontrar, trabajar y, por lo tanto, con un menor valor en el mercado.
  
El hueso se utiliza de manera habitual para incrustaciones en bargueños y piezas similares formando parte de la decoración. Así mismo, podemos encontrar pequeñas piezas como abrecartas, varillaje de abanicos, cajitas, piezas de ajedrez o los habituales netsukes japoneses de pequeño tamaño.
 
Las figuras realizadas en este material suelen ser trabajadas de manera profusa, ya que es más sencillo trabajar el hueso que el marfil. Los artesanos de este material imitan los mismos estilos y tipologías y pueden llegar a confundir si no se conoce el material.
 
MARFIL vs HUESO vs RESINA
 Okimono, Escuela Japonesa
Marfil, Periodo Meiji (1868-1912)
Colección particular

El marfil es un material muy caro y valorado en la actualidad. El precio de la pieza dependerá en gran medida del tamaño, el peso, la procedencia y, por supuesto, de la calidad estética de la pieza y la autoría de la misma.
Es bastante habitual confundir ambos materiales en objetos tallados en hueso pulidos y tratados de tal manera que puedan parecer marfil de morsa y extrañamente confundirse con el elefante. Así mismo, en objetos tallados en hueso y profusamente policromados no se aprecia la pátina real de la pieza en cuestión y puede llevar a error.
Se han dado casos de mezclar en una misma figura partes realizadas en hueso con partes realizadas en marfil (por ejemplo la base) que dan lugar a confusión por parte de los coleccionistas. La diferencia de precio entre una pieza de marfil y una realizada en hueso es bastante significativa.  
Pero es que, además, entra en juego la resina (o plástico). En este caso si que se trata de una imitación del material (marfil) mediante la realización de moldes que se modelan o tallan imitando las formas que tendría una pieza genuina pero cuyo material no vale nada en el mercado. 
CUIDADO CON LAS “PIEZAS DE MARFIL”!
Para una persona no conocedora de este tipo de material puede hacerse complicada su identificación. Hay que ver la pieza de cerca y fijarse en aspectos concretos para poder diferenciar el material. Puede ser que una pieza que se ha creído durante muchos años (herencia, venta, etc…) que se trataba de marfil sea de hueso o lo que es peor, de resina!
¿Tienes dudas sobre tu/s pieza/s de marfil? ¿Son realmente de marfil?
¡CONSÚLTANOS! 
WWW.GALANTIQUA.COM